¡Hola a todos, queridos lectores! Antes de nada, me gustaría desearos unas muy felices fiestas y daros las gracias por haberme acompañado estos meses por el universo Keswick. Ojalá sigáis a mi lado mucho tiempo más, ¡la aventura de MJ Asensio, Ivy y sus amigos no ha hecho más que empezar! Ahora que se acercan las navidades, unas fechas marcadas por los regalos, he decidido traeros al blog algunas recomendaciones de libros de fantasía juvenil para aquellos que aún no sabéis qué comprar.

Dejando a un lado que supongo que ya todos tenéis en vuestras manos Keswick y el árbol de la vida… ¡Ahí van otras obras que me han inspirado durante todo este tipo y que estoy segura que os encantarán!

Libros de fantasía juvenil para los más aventureros de la casa

Las aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain

Estoy segura de que todos habéis oído hablar de Oliver Twist (y si no, no sé a qué esperáis para ir a buscar este libro a vuestra librería más cercana). Esta obra es del mismo autor, por lo que su trama os recordará mucho a la vida de Oliver. Está ambientada en Estados Unidos y su trama os enganchará. Querréis vivir todas estas aventuras y convertiros en uno más de la pandilla.

La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson

Este libro es, sin duda, una gran fuente de inspiración para todo tipo de contenido audiovisual: hay muchísimas versiones de la historia de Stevenson que seguro conocéis. Si lo que preferís son los descubrimientos y los viajes, este es el libro perfecto. Además, es un clásico de la literatura universal. ¡No tenéis excusa para no haceros con él!

Si más bien os gusta la literatura juvenil más soñadora…

Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll

¿Quién no conoce a la joven niña rubia, ataviada con un vestido azul y un mandil blanco, que viaja a un mundo mágico guiada por un conejo y su reloj de bolsillo? Al menos así fue como Walt Disney decidió presentarnos a la protagonista de este libro de Carroll. Si no sabes de qué te hablo, ¡aquí tienes otro gran clásico de la literatura! Atrévete a conocer a la Reina de Corazones, a su ejército y a descubrir un increíble mundo fantástico… ¿o quizá no tanto?

La historia interminable, de Michael Ende

Esta obra, del alemán Michael Ende, es otro de los grandes clásicos de la literatura universal. Gracias a la película estrenada en 1984 se dio a conocer aún más (pero no la veáis antes de leer el libro…). A lomos del dragón blanco Fújur podréis descubrir un mundo mágico y alucinante para encontrar la cura a una rara enfermedad que afecta a la Emperatriz Infantil, la soberana del reino Fantasía. ¿Estás preparado para ayudar?

Niña lee un libro de fantasía juvenil en navidad

¡Déjate de rollos! ¡Yo lo que quiero es emoción!

Frankenstein, de Mary Shelley

Seguro que todos conocéis a Frankenstein: un monstruo con tornillos en la cabeza, del que mucha gente se disfraza en Halloween, pero ¿conocéis cómo se creó o quién lo hizo? Mary Shelley es una de las primeras autoras que hicieron de su obra algo universal, se convirtió en todo un referente. Atrévete a leer esta historia llena de emoción, misterio y ciencia.

Los juegos del hambre, de Suzanne Collins

Si lo que buscas es una novela juvenil, esta saga es la más indicada para ti. Acompaña a Katniss y sus amigos en una lucha contra el orden reinante, representado por el Capitolio. ¿Qué serías capaz de hacer para salvar lo que más quieres? ¿Te sacrificarías por tu familia? ¿Y por gente inocente? ¿En la guerra todo vale? ¡Descubre más en este libro, no podrás resistirte a continuar con los demás!

¡Y estos han sido todos los libros de fantasía juvenil!, aunque también podéis echar un vistazo a mis recomendaciones artúricas. No os desentendáis todavía de este blog para lo que queda de 2020, ¡que aún tengo preparada una publicación más! Si no quieres perderte nada, suscríbete a mi newsletter, que pronto estará disponible. De esta forma, todas las novedades os llegarán al correo electrónico y os aseguraréis de no perderos nada de nada. Además, en mi Instagram y en mi página de Facebook hay mucho contenido exclusivo. ¿Habéis visto ya los escudos? ¿Y el mapa de la escuela? ¿¡Cómo que no!? ¡Corred! Nos vemos pronto. Gracias, como siempre, por vuestro cálido apoyo a todo lo que hago.